Desde mi córner

Luis Carlos Peris

El debut fue un debut en regla

El primer día de Víctor en el banquillo tuvo todas las connotaciones que en el Betis tiene cada cambio de técnico

ACOSTUMBRADOS como estábamos a que el Betis fuese un equipo de daltónicos incapaces de darle la pelota a uno vestido del mismo color, lo de Córdoba se antoja como el dulce despertar de una pesadilla que no acababa nunca. Decir que ya se notó la mano de Víctor puede sonar a estupidez sin mezcla de argumentación alguna, algo que ya sonaba a lo mismo en el principio de los tiempos, cuando los cronistas de la época se aventuraban a decir que la mano de, por ejemplo, Barrios se había dejado notar a las primeras de cambio, casi antes de que al legendario vasco le hubiese dado tiempo a dictar su primera lección.

Pero no se puede negar que con Víctor se mostró el equipo con más cara de equipo y que fue todo bastante bonito mientras duró. La incredulidad se ha aposentado con fuerza en mi equipaje y estoy más con lo de que en el Betis habría que fichar a los entrenadores por semanas, semana a semana, para darle el finiquito a la primera derrota y vuelta la burra al trigo. En Córdoba tuvo todo cara de debut de entrenador y de eso habría que pedirle explicaciones a los futbolistas, que algo deberán decir para aclararnos por qué en Córdoba llegaban antes que el rival, insisto que mientras duró la bonanza, que en Murcia, Valencia, Elche, Castellón, San Sebastián o Soria.

Fue bonito mientras duró, pero no lo suficiente como para ponerse a salvo de los empellones sufridos en el tramo postrero. Para que la dicha hubiese sido completa, al descanso debería haberse llegado con el partido cerrado, ya que, por lo visto, ha de pagar el Betis cada día ese desapego del estamento arbitral que, por ejemplo, le impide acabar los partidos con el número de futbolistas que tenía en el inicio. Es, al parecer, el peaje a pagar de la animadversión que despierta Lopera en las alturas y habrá que acostumbrarse, si eso es posible, a convivir con él. Por eso hay que blindarse resolviendo las cosas a su tiempo, algo en lo que Víctor habrá de hacer mucho hincapié.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios