La ventana

Luis Carlos Peris

Se ha desatado la 'Morantemanía'

CUANDO se disfruta de la época más brillante del toreo en mucho tiempo, cuando también la fiesta gana en intensidad gracias a los ataques que le vienen de fuera... y de dentro, es bueno que haya una fiebre especial con un torero. Y si es con más toreros, mejor que mejor, que no sólo se trata del tirón popular que acarrea José Tomás sino que también se está asentando una corriente de fervor artístico hacia un torero de arte. De arte de verdad, del que sube de la barriga al corazón para que fluya con naturalidad por las muñecas. Lo comprobaba el domingo en el festival por el banderillero malogrado, viendo cómo una plaza abarrotada vibraba con la forma de sentir el toreo Morante de la Puebla. Es muy bueno para el toreo que la gente tome partido y se decante por una forma de concebirlo. Y mejor aún es que lo haga por un torero que bebe de la fuente inmarcesible de la pureza.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios