La ventana

Luis Carlos Peris

Habiendo como hay más días que ollas

CASUALIDAD o torpeza de quienes manejan las agendas, lo cierto es que hoy a la misma hora colisionan dos citas con la pintura. Dicen que hay más días que ollas y, por ello, no resulta comprensible que coincidan dos acontecimientos del mismo palo como coinciden hoy a las ocho en todos los relojes de la atardecida en sendos recintos oficiales. La inauguración de la exposición que el Bellas Artes acoge de parte de la colección pictórica de la Casa de Alba será a la misma hora que el retorno de Juan Valdés a la vida pública. Sale Juan del letargo a que fue obligado por un desgraciado accidente de tráfico y lo hace dieciocho años después. Con él estarán sus amigos de verdad, pero resulta sorprende que las agendas no se hayan sincronizado para que estar con él no tenga por qué ser a costa de renunciar a lo del Museo. O al revés, ¿por qué renunciar al Museo?, claro que un amigo siempre es un amigo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios