PASA LA VIDA

Juan Luis / Pavón / Jlpavon@ Diariodesevilla.es

La dieta es para el que la vota

ES muy raro que alguien se ponga a dieta en diciembre. Incluso quienes son conminados por sus médicos ruegan una moratoria hasta pasado el roscón de Reyes. Por eso, los concejales que gobiernan el Ayuntamiento de Sevilla nos piden el aguinaldo de subirse el capítulo de dietas un 56,7 por ciento para 2008. Compréndanlo: han presentado antes del puente de la Constitución el presupuesto municipal, con el mal trago de advertir a la población que se reducen severamente las inversiones en equipamientos par a la ciudad. Endulcemos sus vidas con un tratamiento antidepresivo basada en más dietas.

Los gestos son importantes. Con una deuda municipal desorbitada, con 100 millones de euros menos de inversiones y congelando las dietas de sus 5.000 funcionarios, no es de recibo que las dietas de los concejales sean elevadas. Son sólo 60.000 euros más, dirán. Sí, pero así va la nave; los que están en el puente de mando son los primeros que se meten en los botes salvavidas.

Fue hábil la estrategia de Monteseirín al esparcir la idea de que tras un periodo en el que se habían concentrado muchas obras en la ciudad, ahora tocaba disfrutar de su terminación y plantearle menos incomodidades a los ciudadanos. Sobre todo porque no tiene dinero para acometer otras muchas necesidades. En cambio, cuando rebrota un problema, como sucedió con la última tromba de agua, el alcalde cambia de discurso y le recuerda al vecindario que comprenda la necesidad de las obras porque son la solución a los problemas.

Si a finales de 2008 se cumple la fecha de inauguración de la primera línea del Metro y de la nueva Encarnación, tendrán el año justificado. Será muy importante, histórico, pero a la vez será un espejismo. Porque no es sostenible un ritmo tan asimétrico de inversiones y actuaciones, con parones y prisas que se supeditan más a la cercanía de una campaña electoral que a los objetivos estratégicos a medio y largo plazo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios