desde mi córner

Luis Carlos Peris

La dignidad, esa valiosa moneda

El Betis está volviendo a ser un lugar atractivo para cualquier futbolista y en eso tiene mucho que ver la gestión

PASARÁ luego lo que tenga que pasar, que quizá el descenso más ominoso de club alguno lo protagonizó cierto equipo que tenía una delantera compuesta por Finidi, Alfonso y Denilson, pero me da en la pituitaria que las cosas se están haciendo de forma coherente en el Real Betis Balompié. Futbolistas jóvenes y con hambre de gloria, hombres sin nombre, es lo que el club está recolectando con vistas a aprobar el curso que viene. Y lo está haciendo en inferioridad de condiciones, compitiendo desde las limitaciones que proporciona esa ley que posibilita la supervivencia de sociedades asfixiadas o en quiebra técnica.

Está claro que la marca Real Betis Balompié influye para que un futbolista decida vestir de verde, blanco y verde en vez de camisetas sin pedigrí. Afortunadamente, los que manejan la nave que tiene a un tal Rafael Gordillo como mascarón de proa le han devuelto la dignidad a un nombre que andaba por los suelos. Y ya con la dignidad recobrada, la marca Real Betis Balompié es capaz de volver a convertirse en cuenca receptora de futbolistas que merecen la pena. Cinco son los futbolistas hasta el día de hoy que, a coste prácticamente cero, ha conseguido fichar el Betis por ser él quien es y por la ilusión que supone para ellos enfundarse la verde, blanca y verde.

Ya digo que a lo largo de la competición pasará lo que tenga que pasar, pero queda claro como el agua clara que las cosas se están haciendo con mucho beticismo en las entrañas y bastante sensatez en la sesera. Y a este estado de cosas no le vendría nada mal la valiosísima propina de que el beticismo reme en la única dirección positiva para el por siempre Real Betis Balompié. Detenerse en pelillerías no ayuda y hace que el enemigo sonría de oreja a oreja, que ya se sabe que cuando el diablo descansa se entretiene en matar moscas con el rabo. Por lo pronto y con la dignidad recobrada se demuestra que jugar en el Betis sigue siendo un motivo de ilusión.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios