el medio centro

Carlos Izquierdo /

El discreto año de Nadal

En París volvió a acallar a los lobos del público francés y a los que deseaban contar que su tiempo empieza a pasar

RAFA Nadal tiene 25 años recién cumplidos, ha ganado todo lo que puede ganar y tiene resuelta su vida y la de varias generaciones de sus descendientes. Por eso resulta conmovedor cómo ha conseguido ganar este último Roland Garros, cómo ha conseguido superarse a sí mismo en estas dos semanas tan revueltas que ha tenido que sufrir desde que el primer día se complicase la vida ante el gigantón Isner, al que derrotó en cinco sets. 15 días bajo la sombra de Novak Djokovic y la sospecha de que su tiempo se había acabado. Increíble..

Fue tanto el cuchicheo que hasta el siempre ponderado Nadal tuvo que saltar en una rueda de prensa, enseñando credenciales como si de un novato se tratase, presentando sus por entonces cinco finales en París como salvoconducto para dudosos. Ayer completó su sexta final en siete años y rubricó su sexto título con absoluta normalidad, sin revanchas ni reproches. Dando ejemplo una vez más como mito viviente que ya es.

Acallados en las gradas los lobos del público francés, que no dejaron de lanzar dentelladas al mallorquín, quienes tampoco aparecieron ayer fueron los otros lobos, los de los micrófonos que esperaron carne fresca día sí y día también las dos últimas semanas. Ávidos de sangre, ni siquiera atendieron a que Nadal, este año, ha jugado todas las finales de Masters 1.000 posibles (ganó en Montecarlo y perdió ante Djokovic en Indian Wells, Miami, Madrid y Roma), lesionado se quedó en cuartos en Australia y acaba de ganar en Roland Garros su décimo Grand Slam, a sólo seis del récord que mantiene Roger Federer, su rival de ayer.

No está nada mal para la temporada discreta de Rafa Nadal que argumentaban los jueces de la nada, ésos a los que en las ruedas de prensa, acompañando al micrófono, se les debería pegar en la frente el palmarés de aquellos a los que se atreven a juzgar.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios