desde mi córner

Luis Carlos Peris

Qué distintas las concentraciones

No acatar la prohibición sobre el uso de las redes sociales da mejores resultados que el régimen cuartelario

NUNCA hemos logrado ponernos en qué habría pasado con el uso del teléfono móvil en tiempos de Helenio Herrera o cualquier otro entrenador que hacía de cada concentración un búnquer inhoradable. ¿Le habrá permitido el uso del telefonino a sus futbolistas? Bueno, por lo pronto no cabía en su programa un día vacacional y la prueba está en aquellos cuarenta días y cuarenta noches en que concentró a treinta futbolistas de cara al Mundial de Chile, librado en 1962. Cuarenta días sin poder ver a sus familiares y, por supuesto, sin contacto sexual alguno para un tiempo de abstinencia inacabable.

Los tiempos, aunque no para todos, han cambiado y el modelo más progresista en la actualidad es el de la selección española. Modelo en el que van incluidos los días de asueto postpartido y al que se quiso poner un punto de regresión con la prohibición tajante de utilizar las redes sociales. Ya se sabe que dichas redes están muy transitadas por los peloteros y, no se sabe por qué, alguien quiso vallar el campo negándole a los futbolistas tamaña distracción. Quizá, o sin quizá, por evitar mensajes como los recíprocamente cursados entre Sergio Ramos y Neuer, que comenzó con el sarcasmo del alemán hacia el español acerca de su penalti errado por este último.

Pero si el ordeno y mando ha caído en desuso, en fútbol es que no tiene nada que hacer. Los futbolistas, esa aristocracia de la sociedad actual, no tienen un pase en cuanto a los confines que quieran imponerle a su libertad. Han dicho dónde vais con los faroles y a mi tuiter que no me lo toquen, que madre no hay más que una y al tuiter no sólo no lo encontré en la calle sino que me resulta tan imprescindible como el aire que respiro. Y la verdad es que si con la permisividad que importó Luis para las concentraciones, las cosas le han ido como le han ido a La Roja, ¿para qué tocar algo? Si con regímenes cuartelarios no le ganábamos a nadie, mejor sin prohibiciones.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios