José Manuel Menudo / Profesor De La Universidad Pablo De Olavide

La doble lectura del crecimiento andaluz

EL IEA ha publicado esta semana los resultados de su Contabilidad Regional referida al último trimestre del año. Se completa así el cuadro de macromagnitudes andaluzas de 2007.

La economía andaluza cerró el año con un crecimiento del PIB del 3,5 por ciento. La actividad económica sigue creciendo y a un ritmo bueno. Pero éste es el único aspecto positivo que presenta el dato.

En primer lugar, es el peor dato de crecimiento desde el primer trimestre de 2004, marcando una tendencia negativa -tres décimas menos que el trimestre anterior- que se inicia durante los primeros meses de 2007 y parece no tener fin. El último informe del Banco de España estima un escenario aún más negativo para la economía nacional durante los primeros trimestres de 2008. Por otro lado, el dato supone que la economía andaluza ha perdido el paso con respecto a la media nacional. Sin crecer más que el conjunto, un escenario de convergencia se plantea imposible.

Tanto desde el lado de la demanda (gasto) como de la oferta (producción) destacan algunos aspectos de la desaceleración. Entre los componentes de la demanda, el gasto en consumo de los hogares creció un 2,7 por ciento. Dado que se trata del agregado de mayor peso (aporta el 45 por ciento del crecimiento del PIB trimestral), su importante desaceleración (3,7 por ciento en el primer cuatrimestre de 2007) lastra el gasto total andaluz y por tanto la producción. También es destacable el comportamiento de la inversión, cuyo crecimiento pierde 2,1 puntos (empezó el año con un 5,2 y ha terminado al 3,8).

Desde el enfoque de la producción, ningún sector económico ha sido capaz de tomar el relevo de la construcción. La desaleración del ladrillo lastra al conjunto. El crecimiento del sector de la construcción fue del 2,6 por ciento, una tasa 2,2 puntos menor que al inicio del año e inferior en dos décimas a la del total nacional. Un frenazo que se acabará con muchos puestos de trabajo y no contribuirá al crecimiento andaluz (0,3 puntos).

Andalucía crece porque los servicios se mantienen consistentes. Se trata del sector que experimentó un mayor alza, un 4,2 por ciento, y una aportación del 74 por ciento al crecimiento de la economía. La actividad industrial permanece en tasas cercanas al 2 por ciento (2,7 en el cuatro trimestre) y las ramas primarias avanzaron un 0,9.

Con estos datos, el crecimiento económico medio de Andalucía en 2007 fue del 3,8 por ciento, según esta estadística, del 3,5 según el Instituto de Comercio Exterior. Son buenos datos si se leen de forma aislada, pero dentro de una tendencia general son bastante malos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios