Iván Llanza

El efecto José Tomás

PERMÍTANME que hoy ocupe esta tribuna para analizar detenidamente un nuevo modelo de Turismo vinculado a una figura del toreo. Desde los tiempos antiguos se conoce la tradición de trasladarse de un lugar a otro de la geografía para disfrutar de una corrida de toros. Es conocida la frase del célebre Manolete que dijo aquello de "quien no ha visto toros en El Puerto no sabe lo que es una tarde de toros". En las crónicas de la época se describían estos encuentros como un festival cultural de total magnitud en el que intervenían la gastronomía, la enología, la música, las artes plásticas y la lidia. Hoy muchos años después vuelve a darse esta paradoja y entorno a la figura de José Tomas se reúnen artistas y seguidores de cualquier rincón del mundo en cualquier parte del planeta para vivir la experiencia completa de una tarde de toros con el Maestro.

Jerez tiene la fortuna de contar con un empresario valiente. Un aficionado que traspasó la frontera y pasó de los tendidos a la promoción de este complejo negocio. Sin duda un loco apasionado de los toros que ha tenido el poder de convicción y el arrojo de contratar al número uno. Gracias a su apuesta, toda la Ciudad y la Provincia de Cádiz se están viendo favorecidas por este efecto generador de riqueza: hoteles, restaurantes, bares, transportes, servicios turísticos complementarios se ven afectados positivamente por este evento. Cuantos de los visitantes se habrán desplazado exclusivamente sólo para formar parte de este momento histórico puntual y efímero. Convencido que sabrán valorar este esfuerzo titánico por todas las partes, les propongo construir en positivo. En ocasiones debemos recordar que muchas personas, muchos profesionales, necesitan del desarrollo de esta actividad para ganar un jornal que les permita sacar adelante sus hogares.

La plaza de toros hasta la bola, los hoteles cuelgan el cartel de no hay billetes, los restaurantes doblan sus servicios, los conductores no paran quietos y toda esta maquinaria comenzó a ponerse en marcha en el mismo momento en el que se hizo pública la presencia del de Galapar en el Albero Bodeguero de la plaza del Palo Cortado. Gracias a su decisión aficionados de cualquier punto del globo conocerán Jerez. Tendrán la oportunidad de conocer sus calles, sus plazas, sus monumentos, sus vinos, sus tapas y la mayor de sus fiestas: La Feria del Caballo en el Parque González Hontoria. No lo piensen más, el efecto José Tomás ha venido para quedarse.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios