PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

El efecto escaparate

LOS economistas explican con el llamado efecto rebaño la mayúscula unidad de acción de gobiernos, empresarios y particulares para equivocarse todos en el mismo sentido al asumir un modelo de desarrollo y endeudamiento insostenible. Ha sido el clásico la gente va donde va Vicente. La población ha confiado durante años en todos los mitos del éxito, del consume ahora y paga más adelante, y de la plusvalía con ladrillos, para dar un salto en la escala social del bienestar. Ha asumido con gusto ser rebaño. Y ahora, cuando la crisis genera a la inversa los fenómenos de volatilidad y efectos rebaño en las finanzas y el consumo, los pastores le piden al rebaño que consuma más para que no se hunda el sistema. Obvian que la sociedad española es la más endeudada de Europa. Y está ahorrando a contraestilo: no para invertir, sino para aguantar el tirón.

La espectacular bajada de la inflación va ligada al notable retroceso en las ventas, pese a que existen desde noviembre descuentos, promociones, ofertas, días de oro y demás reclamos para vender productos de temporada. La falta de respuesta a los citados estímulos ha llevado a romper moldes e invocar la palabra mágica: Rebajas. Gobierno, patronal y sindicatos anhelan a pies juntillas que se produzca el efecto escaparate y las familias se dejen llevar por el poder subliminal de las rebajas para comprar un poco de todo en comercios grandes o pequeños que sólo van a tener rebajada una parte de sus artículos. Ello causará una confusión buscada y generalizada. Sólo los consumidores con la cabeza bien amueblada distinguirán la paja del grano.

Fiar la prosperidad sólo a una alta tasa de consumo interno que en la actualidad resulta imposible emular, es perpetuar la ilusión para ilusos. El empleo y la renta se salvan con productividad, competitividad y exportación. En los tres vectores vamos hacia atrás. Se está haciendo política de pan para hoy y hambre para mañana. Política de escaparate en rebajas.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios