Desde mi córner

Luis Carlos Peris

De ejemplar a la Ley Concursal

Qué desfachatez anunciar suspensión de pagos tan poco tiempo después de tanto alardear de gestión empresarial

DECIDIDAMENTE, estos tíos que andan ejecutando los designios de Lopera en el Real Betis Balompié no son más torpes porque no entrenan. Con un poquito de dedicación serían como aquel al que le dieron la medalla a la imbecilidad más absoluta y hubieron de entregarle dos en la completa seguridad de que la perdería. Anunciar la entrada del Betis en Ley Concursal es pregonar a los cuatro vientos el rotundo fracaso de Lopera en la gestión tras haber éste proclamado durante años que el Betis que él manejaba era una de las empresas más boyantes de esta Andalucía nuestra tan vieja, tan grande y tan sabia.

Ahora resulta que los presuntamente sucesores de tan innombrable personaje pregonan a los cuatro vientos que hay que ir a suspensión de pagos, que es la triste realidad que se embosca tras el eufemismo de Ley Concursal. Hay que ser zoquete además de desaprensivo para llegar a una situación así, pero es que tampoco entra en cabeza mínimamente normal que se esté dilatando en el tiempo la celebración de la Junta General en la seguridad de que la Audiencia va a revocar el auto de la eximia Mercedes Alaya. ¿Por qué tanta seguridad en la decisión? ¿Qué menos que esperar a que instancia tan elevada se pronuncie sin presiones ni prejuicios gratuitos?

Y en el corazón de tantos desmanes, el desacato a lo ordenado por la jueza, el cómo están tratando de torear a sus interventores, de qué forma se han aprovechado del tiempo vacacional de su señoría. Qué papelón el de los componentes del consejo de administración, qué amor tan desmedido al Betis el que andan mostrando en clara demostración de que son de todo menos béticos. A Ley Concursal, pero qué desfachatez que se amenace con este baldón tan poquísimo tiempo después de que el gran maltratador del beticismo pregonase a los cuatro vientos que, gracias a él, el Betis, por siempre Real Betis Balompié, era un ejemplo para todo el empresariado andaluz.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios