José Manuel Menudo / Profesor De La Universidad Pablo De Olavide

La empresa constata la desaceleración

EN el actual proceso de desaceleración de la economía española, se presta una gran atención a los precios; cómo crece la inflación y se reduce el poder adquisitivo de las familias, cómo se comporta el precio de la vivienda o qué ocurre con el petróleo. Esta preeminencia de los precios, unida quizás al periodo electoral, nos lleva a pensar que la corrección actual de la economía española es meramente coyuntural. Sin embargo, los agentes económicos están tomando decisiones que influirán negativamente en el crecimiento a medio plazo.

Según los últimos datos de la estadística de sociedades mercantiles del Instituto Nacional de Estadística, los empresarios cada vez se muestran más reticentes a emprender nuevos proyectos. De hecho, durante noviembre se constituyeron 10.634 sociedades mercantiles, lo que supone un descenso del 15,8 por ciento respecto al mismo mes de 2006. No se trata de una cuestión coyuntural, pues es el séptimo mes consecutivo de descensos, y sin atisbos de cambio en la tendencia.

La incertidumbre se apodera de los empresarios españoles, por lo que se acometen menos proyectos, de ahí que las expectativas a medio plazo sobre crecimiento en el empleo y en la producción no sean buenas. No deberíamos hablar, por lo tanto, de una mera corrección circunstancial en la economía española.

Pero tampoco hace falta realizar proyecciones sobre datos a medio plazo. Hoy por hoy, las empresas en funcionamiento están pasando dificultades. Así lo evidencia la misma estadística relativa al pasado noviembre, según la cual el número de sociedades disueltas creció un 66,7 por ciento en relación con 2006 (el 84 por ciento de las 1.665 sociedades disueltas lo hicieron voluntariamente, el 11,5 por fusión y el 4,5 restante por otras causas).

En cuanto a la comunidad andaluza, una vez más nuestros datos empeoran la media nacional. Según el Instituto de Estadística de Andalucía, el número de sociedades mercantiles constituidas durante noviembre fue de 1.638, lo que representa una bajada del 18,3 por ciento. Con este dato, se acumuló en 2007 un descenso del 4,9 por ciento en el número de sociedades creadas respecto a los once primeros meses de 2006.

En definitiva, los agentes económicos consideran que no estamos inmersos en una mera inflación circunstancial. Si los proyectos empresariales no se llevan a cabo hoy, las empresas necesarias para crear empleo a medio plazo no existirán y entonces ya no hablaremos de desaceleración en el crecimiento.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios