Desde mi córner

Luis Carlos Peris

En el enésimo escupitajo

Un nuevo ridículo del Betis se veía acompañado por el fatalista cántico de siempre, por el "Lopera vete ya"

SONABA en la paramera esa especie de grito rebelde que el beticismo ha acuñado en busca de una liberación que parece imposible. El "Lopera vete ya" era como la idéntica banda sonora para la misma película de cada siete días, de la frustración de cada semana sea cual sea el adversario, que este Betis sonrojante tiene la rara habilidad de agrandar a cada rival en unas dimensiones que ni a echarse a soñar el más optimista de sus hinchas. Castellón, Elche, Murcia, Hércules y ayer el Numancia parecieron colosos al lado de este Betis vulnerable desde la indudable falta de compromiso que le imbuyeron desde su ominoso secuestro.

Ayer fue el enésimo escupitajo de este Betis a su historia, la no se sabe ya qué violación a los principios fundamentales de su sentido de ser. No puede arrastrarse el nombre del todavía Real Betis Balompié como se arrastra en este tiempo siniestro de un secuestro al que no se le ve el final. Y lo fácil ahora, como siempre, es arremeter contra la figura del entrenador. Por supuesto que Antonio Tapia debe tener algo que ver con la situación y también esos jugadores que se acogieron a la cómoda excusa de que los tiros busquen generalmente la figura del que se atrinchera en una hortera mansión del Fontanal, Sevilla extramuros, para escarnio del Betis.

Quedará todavía quien se aferre a la idea de que el General Invierno tuvo algo que ver en el ridículo bético y en condiciones de normalidad podría tener cierto sentido, pero es que cuando no es el frío es el calor y cuando no, el propio Betis. De hecho, siempre es culpa del Betis caer como ayer caía en la paramera soriana, sin remisión y ridículamente. Era la de este segundo sábado del año la segunda frustración del año, tantas citas y tantas frustraciones para el revival de la misma película idéntica banda sonora, que hasta en ese culo de España que es Soria hizo furor la canción del invierno, del verano y de quién sabe hasta cuándo, el fatalista "Lopera vete ya".

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios