Las dos orillas

José Joaquín León

Los enigmas del verano

TERMINÓ agosto, que ha sido un mes rarito. Y también es rarito que septiembre haya empezado como si no se hubiera acabado agosto. No me refiero al calor, porque en verano todos los años suele hacer calor. Lo raro sería que hiciera 40 grados en enero. Me refiero a situaciones anómalas, verdaderamente enigmáticas, dignas de anotarse, a ver si se aclaran. Menciono algunas:

-Menos medusas: antes se decía que el calor atraía a las medusas hacia las orillas del Mediterráneo, pero este año la tradicional plaga de medusas no ha aparecido con el éxito acostumbrado. ¿Significa que el turismo de medusas ha abandonado España, en busca de otros destinos mediterráneos más baratos? ¿Significa que se las han cepillado en alta mar, sin decir nada, para que no incordien los ecologistas? Dos temporadas más como ésta y empezará la campaña Salvemos a las medusas.

-Menos mosquitos: en agosto también hubo menos mosquitos. Mi medidor de mosquitos son los viajes nocturnos por la autopista de Sevilla a Cádiz. Si se te pone el coche guarrísimo es que hay mosquitos a mansalva. Si al final del viaje incluso ves algo a través del cristal delantero es que no hemos llegado al nivel de genocidio de mosquitos. Este año hubo menos mosquitos, eso es seguro. Y es otro enigma: ¿han aparecido menos, o se han cargado a más, también con discreción? Si esto sigue así, dentro de dos temporadas empezará la campaña Salvemos a los mosquitos.

-El precio de la gasolina: éste es otro gran enigma. Antes del euro subían el carburante una peseta y se publicaba en la primera página de todos los diarios. Así cada semana bajaba o subía una peseta, o dos. Con el euro eso dejó de saberse. Ahora hay libertad de precios, libertad sin ira. Y este verano ha sido imposible entender lo que ocurría. Si esto sigue así, en breve empezará la campaña Salvemos la gasolina.

-La corbata de Tomás Gómez: el lunes 9 de agosto Tomás Gómez acudió en Metro a una reunión en el PSOE de Madrid. En la foto se le vio con traje y corbata, pese a los calores. Sin embargo, a partir de ahí, conforme se decía que era el candidato de la derecha, desapareció la corbata de Tomás y no la volvimos a ver en todo el mes de agosto. ¿Ha sido un gesto técnico para atraer el voto de la UGT? La corbata tampoco ha aparecido por Rodiezmo. Si Tomás Gómez se viste como Cándido Méndez, pronto empezará la campaña Salvemos las corbatas.

-La tregua que no es tregua: ha sido el enigma más grande, y además pasado ya agosto, aunque parece una ocurrencia de un golpe de calor. ¿Alguien entiende de qué va una tregua que no es tregua? Parece que es un primer paso para empezar la campaña Salvemos a los asesinos, así que no la deberían tomar en serio.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios