Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Dos equipos y un problema

La insolvencia defensiva asoma como el defecto común de dos equipos tan diferentes como Betis y Sevilla

DESCORAZONADORA la jornada vigésima para el fútbol según Sevilla con batacazo sevillista en Getafe y paso corto, cortísimo, del Betis como anfitrión ante un rival que es y será directo con toda seguridad y sin necesidad de presumir de augur. Mal arranque de la segunda vuelta y si el Sevilla está destrozando todas las previsiones, en el Betis pasan las cosas que se temían con la suficiente antelación como para que se hubiese puesto remedio. Está uno a gran distancia de su hábitat natural y no termina de escapar el otro de la zona trágica a pesar de la constancia y los buenos oficios de su entrenador.

Son dos cuestiones bien distintas las que nos atañen, pero con un denominador común. Tiene el Sevilla mejores futbolistas y, por ende, bastante más fútbol que este Betis confeccionado de retales y de jugadores desechados por clubes aparentemente iguales, incluso inferiores en prosapia y tal, pero ambos muestran idéntico talón de Aquiles. Los dos padecen de una debilidad defensiva asustante y también los dos pueden alegar que las bajas se enseñorearon de la zona. Pobre alegación, sobre todo si, en el caso del Betis mayormente, cuando no faltaba nadie la permeabilidad era casi idéntica a la que ahora tiene de los nervios al lusitano Ricardo.

En el Sevilla viene desde que el jefe Javi Navarro no está. Empezó echándose de menos el grito del valenciano en cada balón que sobrevolaba el nido blanco y todo fue acentuándose con las lesiones en general y con la inadaptación, o lo que sea, en particular de Boulahrouz y hasta de Mosquera. Dos equipos tan distintos y con un problema común que en el caso del Betis se antoja pavoroso y en el del Sevilla simplemente inquietante. Tiene más arreglo tan complicado asunto por Nervión que por Heliópolis, pero quizá sea más difícil alcanzar las previsiones sevillistas que las béticas, que no son otras que seguir viviendo donde ahora tan mal lo pasa.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios