La ventana

Luis Carlos Peris

Unas escenas que ya son irrepetibles

DOLOROSAMENTE, un trozo más de la Sevilla que fue postal del mundo se nos va de forma definitiva. Como paliativo único el que ya hace decenios que esa parcela había dejado de ser utilizada. Esa parte de la Venta de Antequera en que se encontraban los corrales va a ser ocupada por un supermercado. Lo que no está nada mal, sobre todo si tenemos en cuenta la posibilidad de que cree puestos de trabajo. Ocurre que aviva la nostalgia la desaparición de ese trocito de la Real Venta por los recuerdos que se nos vienen a la sesera. Tremendo era el desembarco de los fieros miuras, que solía ser de noche.Y al archivo de la memoria la cantidad de películas en que se mostraba el manifiesto del ganado a lidiar en la Maestranza. Hace mucho que no se utilizaba, pero subyacía cierta esperanza de recuperación de algo tan tradicional. Ahora ya no cabe esperanza alguna.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios