Editorial

Cuanto más escrupuloso, mejor

LA Junta, a través de la agencia IDEA, concedió el pasado 20 de enero una subvención de 10,1 millones de euros a la empresa Minas de Aguas Teñidas (Matsa). Esta empresa ha invertido en la localidad onubense de Almonaster la Real 257 millones de euros y ha creado cerca de 500 empleos directos. Como en el caso de otras empresas similares, la Junta incentiva estas inversiones con ayudas públicas. Cobre Las Cruces, por ejemplo, que opera en tres municipios sevillanos, ha recibido 53 millones de euros. En principio, no hay por qué dudar de las razones por las que IDEA decidió ayudar a Matsa; sin embargo, el hecho de que la hija del ex presidente Manuel Chaves ocupara un puesto de responsabilidad en el gabinete jurídico de esta firma abre una serie de interrogantes, no todos resueltos al día de hoy. La Ley de Incompatibilidades de Altos Cargos de la Junta, en su artículo 7, obliga a éstos a inhibirse en la toma de decisiones sobre asuntos en los que haya tomado parte algún familiar directo. El caso es que, por la cuantía de la ayuda, la subvención tuvo que aprobarse en un Consejo de Gobierno presidido por Chaves. La Consejería de Innovación ha demostrado que la hija del ex presidente no participó directamente en ninguno de los trámites del expediente como apoderada de la empresa, aunque el 23 de febrero, Matsa informó de que ella pasaba a adquirir esta condición para la recepción de la ayuda. Es más que posible que la Junta hubiera subvencionado a Aguas Teñidas con independencia de si un familiar del presidente trabajara o no en la empresa, pero Manuel Chaves bien podría haberse inhibido en ese asunto en el Consejo de Gobierno debido, al menos, al conocimiento de su hija de los asuntos jurídicos de la firma. O podría haberse andado con mayor prudencia si hubiera solicitado a los servicios jurídicos de la Junta la emisión de un informe sobre su vínculo familiar y la Ley de Incompatibilidades. Chaves, que ha sido un presidente prudente y honesto, debería haber tratado con mayor escrupulosidad este asunto. Porque ni la demagogia vertida en el caso ni el cruce de acusaciones falsas realizadas en el Parlamento ayudan tampoco a esclarecer esta cuestión.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios