PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

No se escuden en la lluvia

POR momentos, Sevilla ha parecido en las últimas semanas de incesante lluvia la nueva Macondo que pudiera imaginar García Márquez como un cante literario de ida y vuelta. Pero la insólita concatenación de borrascas no puede justificar el cúmulo de ineficiencia que se desparrama por el suelo a cuenta de la pavimentación de calles y demás labores de reurbanización. Antes de ser empapados por los frentes oceánicos era público y notorio, aquí y allá para vecinos y transeúntes, el escaso esmero en seco en las pequeñas o grandes obras de aceras, carriles, plazas, husillos, bordillos, alcorques, etc, que, en vivo y en directo, hemos visto a lo largo de todo el otoño. ¿Dónde está el I+D de los jefes de tajo? La lluvia en Sevilla, por desgracia, es una maravilla para desvelar los defectos que no se le pueden achacar al hombre del tiempo.

Cualquiera diría que en Sevilla no hay una tradición milenaria y secular para construir, urbanizar, enlosetar, ajardinar. Pasa la vida y vamos para atrás como los cangrejos. Tampoco cabe escudarse en el suelo arcilloso, como si fuera una novedad a la que no se hubiera previsto la adecuada respuesta. Ni conformarse con el argumento de que las contratas han de pagar con sus fianzas los desperfectos viarios. Los controles de calidad durante la realización de los trabajos deberían ahorrarnos muchas fullerías y un sinfín de incomodidades que no pueden compensarse.

Los ciudadanos no son tontos. Sus zapatos mojados les recuerdan a diario la especial intensidad de esta temporada de lluvias, que impiden y perjudican el desarrollo normal de las obras. Pero saben que casi todas se iniciaron en septiembre y octubre, cuando el verano no quería despedirse de Sevilla. Y viven en un mundo tecnificado en el que es posible reducir a la mínima expresión la aparición de charcos, baches y roturas precisamente en las calles que son renovadas. ¿En el Ayuntamiento la tecnología sólo se innova para recaudar con multas?

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios