Pantalla táctil

Helena Arriaza

El espectáculo de 'El Tiempo'

EL miércoles por la noche, a eso de las diez, tenía sintonizada La 1 esperando a que empezara Masterchef. El talent culinario tenía que empezar a las diez y cuarto pero aunque la cadena pública no puede emitir publicidad, durante un cuarto de hora lanzó promociones de sus programas, series y películas. Hubo que esperar hasta las diez y media para que comenzara. Esos quince minutos de espera dieron mucho para reflexionar sobre lo que habían emitido justo antes de MasterChef. Y no me refiero a la información sobre el sorteo del cupón, que con lo poco que dura pasa desapercibida. Me refiero a la información meteorológica. Algo que se ha convertido en todo un espectáculo en televisión con aspectos tanto positivos como negativos. La presentadora de la noche de La 1, Mónica López (foto), llama mucho la atención. Lo hace por lo desaliñada que va y por su intento de ser graciosa. Pero se queda en eso, en un intento. Al final del programa presentó tres fotografías. En una de ellas había un error y se reía mientras lo corregía. Una risa nerviosa que no venía a cuento pero que convertía más todavía en un show la información meteorológica. Todo lo contrario a Mónica es Roberto Brasero, el encargado del tiempo en Antena 3. Podría pasarse horas hablando de temperaturas, precipitaciones, nubes y claros. Al menos él resulta simpático y su pasión por su trabajo traspasa la pantalla. Pero hay que reconocer que a veces es cansino. Si en algo se parecen Mónica y Roberto es en que ambos son refraneros. Terminan el programa con un refrán cada día. Aquí a quien hay que admirar es al encargado de tener que buscar uno adecuado para cada ocasión. Otro de los aspectos que convierten en espectáculo la información meteorológica es la duración, cada vez más extensa en La 1 y Antena 3, convirtiéndolo en un programa independiente a los telediarios y noticias.

En todo lo anterior es muy distinta la otra gran cadena, Telecinco, pero tiene la misma dosis de espectáculo. La duración de la información meteorológica es corta y muy rápida. Abogan más por la imagen de las presentadoras que por el contenido y para eso no necesitan mucho tiempo. Mientras que en La 1 y Antena 3 no importa demasiado la imagen de los presentadores, en Mediaset reaccionaron rápido a la marcha de Mario Picazo, el guapo del tiempo por excelencia. Alba Lago, Flora González y Laura Madrueño además de por su simpatía destacan por su belleza, juventud y estilo. No importa si son meteorólogas o si han sido reporteras en programas de entretenimiento, modelos o han presentado otro tipo de informaciones. Quedan bien en la pantalla y cuentan lo que el espectador necesita saber. Suficiente.

Si hay un aspecto positivo en el que coinciden las tres cadenas es en la innovación, algo que se echa de menos en televisión. Utilizan nuevas tecnologías y un lenguaje divulgativo para ofrecer la información. Cuentan con pantallas interactivas, de gran tamaño, buenos grafismos, interactúan con los seguidores en las redes y muestran fotos que hacen quienes están desde casa. Se nota que el equipo que está detrás del trabajo lo hace bien y eso es de agradecer en televisión.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios