Tiempo de espera

Jaime / Rodríguez / Sacristán

Y de esperanza

EMPIEZA la cuaresma, cuarenta días de espera y de esperanza ante lo que viene, la Fiesta de todas las Fiestas: la Pascua de Resurrección. A lo largo de los siglos la Iglesia ha aconsejado aprovechar bien este tiempo, pero la manera de vivirlo ha ido cambiando. Por ejemplo el ayuno como penitencia cuaresmal fue perdiendo fuerza y en el siglo XX dejó de ser obligatorio.

Es evidente que existen diferencias en las formas de vivir la cuaresma según los sitios geográficos en los que ocurre. Así en Sevilla, sin olvidar los aspectos esenciales de la cuaresma como son la preparación, la reflexión, etcétera, se le da especial relevancia a la vivencia de esperanza que en el sevillano es vivida de manera altamente emocional, no sólo en el periodo cuaresmal, sino que la extiende a su manera de vivir la Semana Santa y a innumerables vivencias religiosas.

La psicología del sevillano y su manera de vivir el tiempo tienen mucho que ver en ello. Si a la peculiar manera de sentir la espera en Sevilla une el complejo sentimiento trágico de la vida que también está en el sevillano, en gran medida derivado de su historia como pueblo, no es extraño que su manera de vivir la esperanza se extienda a lo largo de todo el año.

Todas las personas necesitamos la esperanza, una palabra muy bonita que lleva consigo la confianza, el optimismo, la ilusión y la fe. Ya lo dijo San Pablo cuando afirmó que la fe es la esperanza en el reino de Dios.

El sevillano lleva siglos viviendo y sintiendo la esperanza, concretada en imágenes tan queridas que son algo más que el amor a una Virgen concreta porque son el vehículo y el depósito para tantos sentimientos y necesidades de las personas. Vivencias de esperanza que son para muchos sevillanos una forma de creer, de tener fe.

Aprovechamos que la cuaresma invita a la esperanza para extender este bello sentimiento de espera confiada a nuestra vida diaria y al sentido cristiano de la vida en nuestras relaciones con los demás.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios