Tribuna

Julio Lorca / Jlorca@ I2bc.es

El espíritu de Abla

Q¿Qué es lo que hace a un pueblo distinto de otro? No estoy hablando de civilizaciones, culturas o naciones; me estoy refiriendo a esas variadas aglutinaciones de casas, calles y tascas que motean de blanco nuestra geografía. Unos son bulliciosos y abiertos, otros ensimismados y tristones. Muchos piensan que como contraposición a las numerosas virtudes de nuestra ciudadanía, nos caracteriza un defecto que brilla con luz propia; al menos así lo destacaba Fernando Díaz-Plaja, en su libro El español y los siete pecados capitales: "en esta tierra, la envidia alcanza la condición de clima". Y es precisamente en los pequeños pueblos (donde todos se conocen) donde más se nota. No sé yo en el resto de España, pero en Andalucía, si alguna vez fue realmente así, debió estar relacionado con aquellos pobres jornaleros que acudían cada mañana a la plaza municipal dónde el terrateniente decidía quién podría finalmente trabajar; es decir, qué niños iban a comer ese día.

Seguramente, los no seleccionados habrían vuelto desolados a sus casas. Si la mala experiencia fuese patrimonio de la genética, se justificaría que algunos siguieran hoy viendo a sus vecinos con ojos de visceral competencia. El instinto de supervivencia está en la base de la pirámide de Maslow y no tan arriba como la necesaria autoestima, que muchos confunden con vanidad. Por suerte, esa vieja Andalucía forma ya parte del pasado.

Hace unos días celebramos el primer encuentro rural sobre Living Labs en un pueblecito situado en la falda almeriense de Sierra Nevada. Sus 1.500 habitantes festejaban allí la segunda feria rural de innovación. Sí, como leen: este rinconcito busca su nuevo signo de identidad en su capacidad conjunta para mejorar mediante la puesta en valor de sus ideas; para lo que ya han comenzado haciéndose un digno hueco en la blogosfera.

Ahora bien, cuando los conoces, son mucho más que creativos: son amigables, diversos, sencillos… en fin, buena gente. Así es Paco, el ciudadano, o la joven anciana bloguera que sube sus videos reporteros, Maite la creadora de Cuidadoras.net o el cura que edita sus sermones en el blog parroquial. También el Ayuntamiento, el Centro de Salud, las asociaciones o la señora que hace bolsos con chapas; todos parecen empeñados en un mismo fin: su pueblecito será parte importante del nuevo orden mundial. Y siguen trabajando para su Rural Party anual, a celebrar los días 4, 5 y 6 de este mes de Julio.

En uno de sus bares wifeados, Paco nos preguntó, parafraseando mi anterior tribuna en esta misma sección, "¿podemos comenzar la u-Andalucía por u-Abla?", a lo que contestamos: ¡con vosotros, a donde haga falta!, ¿cuándo empezamos?

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios