Sueños esféricos

Juan Antonio Solís

De las estrellas a las coronas

EMERY es un gran entrenador, entre otros motivos, porque suele corregir sus propios fallos. Sacó a escena a Reyes, Banega y Konoplyanka, una línea de tres libélulas incapaces de robar una pelota en fase de repliegue, que dio el centro del campo a Roque Mesa y los cuatro compañeros que tenía unos metros más adelante. El vasco rectificó a tiempo con Vitolo y Krohn-Dehli. El partido se volcó hacia la portería de Javi Varas soplado por el fuerte viento.

Hasta esa genialidad de Banega flotó en Nervión que el tropezón ya tocaba. Nadie hubiera visto injusta la variante en la quiniela. Y si así hubiera sido, la factura por la final de Copa hubiera supuesto el descarte virtual de esa cuarta plaza. No fue así, el Villarreal sigue a ocho puntos, como antes de las semifinales coperas. Y ahora, hasta la ilusión del 21 de mayo, se abre un escenario nuevo para el Sevilla, con dos vías paralelas: la persecución de esa cuarta plaza y la defensa de la corona europea.

Curiosamente, tuvo que salir el Sevilla de la estratosfera de la Champions para volver a su nivel. Desde que perdió en Mönchengladbach, lleva 15 victorias, 5 empates y una derrota (Granada) en partidos oficiales. Y con 8 goles encajados, un promedio de 0,38 que ni el Atlético.

¿Es una señal de que al Sevilla le conviene la Europa League antes que la Champions? No, claro que no. Pero tengo clarísimo que quedar cuarto, para un club de su medida, no es más que un medio para el fin supremo: seguir jugando finales, de Copa o europeas.

Para convencer a Banega de que se quede, para traer un punta que compita con Gameiro, para no tener que vender cada verano al Krychowiak de turno (posibilidad que se acrecienta si no hay cuarta plaza final), hay que viajar a las estrellas de la Champions. Y si su vuelo aún no le da para mantenerse en esa estratosfera, aprovechar ese impulso para bajar a por más finales y esas coronas, las del gozo y el orgullo plenos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios