La ventana

Luis Carlos Peris

Qué fácil es caer en pecado de xenofobia

DESCONOZCO si el hecho de reflejar que el atracador que entró en el supermercado de Los Bermejales hablaba español con acento extranjero puede calificarse como pecado de xenofobia. Caer en pecado de xenofobia es tan fácil como fácil era ir al infierno en tiempos de por el imperio hacia Dios y eso de decir que el atracador tenía acento extranjero puede ser motivo de anatema al que lo diga, que hoy se corre mucho peligro de ir a la hoguera inquisidora por el hecho de decirle negro al negro o chino al chino. Es más, el otro día veíamos por la tele un partido de tenis en el que una de las jugadoras era china, de la mismísima China, y el locutor repetía constantemente lo de saque para la china, al resto la china, y en ese plan. Bueno, pues un vecino de televisión se indignó porque llamasen china a la china y ve normal que cuando saca Nadal ese mismo locutor diga saque para el español. Curioso, ¿no?

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios