desde mi córner

Luis Carlos Peris

Por fin aparecen Betis y Sevilla

Entre tanto empacho de Clásicos, de nuevo los nuestros, abriendo uno y cerrando el otro este gran domingo

COMO no sólo de partidos entre el Madrid y el Barça vive el hombre y como no hay sequía que cien años dure, de nuevo los nuestros a escena. Y será en Domingo de Resurrección, con el Betis abriendo la jornada y el Sevilla cerrándola en el que puede ser su último tren para engancharse a la Champions. Es un enfrentamiento contra el único objetivo posible con vistas a meterse en el primer torneo continental, con un Villarreal que no suele pescar cada vez que echa la caña por Nervión. A eso hay que añadirle que el equipo amarillo, en la confianza de la distancia que aún le separa del Sevilla pueda pensar en otras cosas.

Por ahí puede encontrar el Sevilla ciertas facilidades, pues la cita del jueves con el Oporto seguro que es lo más prioritario para el conjunto de La Plana. Tiene el equipo de Manzano la obligación ineludible de ganar. Y ya no por el señuelo utópico de alcanzar a los levantinos, sino porque por detrás aprietan y sí sería una catástrofe de consecuencias graves no meterse por ninguna gatera continental. También partido complicado el que abre este Domingo de Resurrección para un Betis que va a encontrarse con el equipo que mejor juega de la categoría y en un recinto donde la única vez que ganó fue contra un Mallorca exiliado por la clausura del Luis Sitjar.

Esa tarde de la 83-84 jugaba el Betis de Pepe Alzate frente al Mallorca de Marcel Domingo y ganó el equipo bético con un tanto de Alex, el gol número mil del Betis en Primera. A principio de los noventa, dos empates y una derrota es el balance bético en la coqueta sucursal del Camp Nou y se llega a la cita de hoy con dos dificultades, el buen fútbol del rival y la presencia de Pino Zamorano, un árbitro que entre las jugarretas que le hizo al Betis destaca sobre todas las de cierta tarde al otro lado de la calle frente al Barça de Rijkaard. Abre el Betis y cierra el Sevilla en este oasis que se abre entre tanto Clásico, que ya era hora de que apareciesen los nuestros.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios