Desde mi córner

Luis Carlos Peris

La final de Copa, esa fiesta mayor

A pesar del maltrato que sufre el torneo del K.O. no hay en todo el año un día más gozoso que éste de hoy

FIESTA anual del fútbol es la final de la Copa del Rey. A pesar del maltrato que sufre la competición, con su vaivén de fechas y también de formato, cuando llega este partido de hoy, dos aficiones se movilizan como no se movilizan con nada. Dicen los del fútbol que las finales no se juegan sino que se ganan, pero eso de ganarla habrá de esperar, que, mientras tanto, los dos equipos han ganado, las dos aficiones disfrutan sin que sombra alguna de derrota revolotee sobre la vertical de ambas. Luego pasará lo que tenga que pasar, pero que les quiten lo bailado a valencianistas y getafistas en esas horas previas por las calles de Madrid.

Segunda final consecutiva del Getafe y clavo ardiendo para un Valencia que ha visto con asombro cómo la estantería se le vino abajo con tanto estrépito que destrozó toda la cristalería menos ésta de la Copa. Final inédita y rotundamente impensable no ha mucho, que quién iba a imaginar que este Getafe de Ángel Torres iba a cobrar tanto predicamento, iba a significar tantísimo en un fútbol tan cerrado como el nuestro. Segunda final consecutiva, algo sólo alcanzado por algunos auténticamente históricos de nuestro fútbol, y la verdad es que si en la pasada partía de víctima ante el poderoso Sevilla de Juande, ahora a ver quién le priva de un adarme de esperanza.

Es la gran fiesta de nuestro fútbol y hasta esta medianoche sólo habrá vencedores mientras Madrid, que puede con todo, se tiñe de los colores de ambos finalistas. Gran fiesta del fútbol aunque tenga una fecha itinerante, aunque la Copa sea el patito feo de nuestro fútbol, pero lo es sólo hasta hoy, hasta que llega este gran día de fiesta. Y ¿quién sale de favorito? Yo lo siento por el Getafe, pues me parece él el favorito y ya se sabe que a nadie le gusta partir con esa presión. Pero es que el equipo de Laudrup sabe mejor lo que quiere que el de su compañero en el dream team Ronald Koeman. Luego pasará lo que tenga que pasar, pero hasta ahí todos habrán ganado y gozado.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios