desde mi córner

Luis Carlos Peris

La final, motivo para la discordia

La gran fiesta del fútbol español no debería ser punto de desencuentro ni de fricciones como éstas de ahora

HARTA ya la división de opiniones existente para ubicar la gran fiesta del fútbol español. Se diga lo que se diga y aunque el Real Madrid se haya quedado fuera una vez más de dicha celebración, la gran fiesta del fútbol español es la final de Copa del Rey, por lo que parece impropio de un fútbol como el nuestro, presuntamente bien organizado, que dicho partido no tenga aún escenario. La negativa del Realísimo tiene mucho que ver en el problema, pero no todo es por su culpa, ya que nadie puede obligarle a tragarse el abominable sapo que le supone ver al Barcelona enarbolar la Copa en su casa.

Desde esta trinchera se abrió el melón de que pudiera ser La Cartuja el escenario, pero sea donde sea el partido, lo cierto es que en Bilbao están en su derecho de exigir que lo que tenga que ser se haga pronto. Cuando Bilbao olisquea final de Copa es imposible de explicar qué sentimientos afloran en la ciudad y en todo Vizcaya, sobre todo en esa margen izquierda del Nervión donde el fervor rojiblanco es una fiebre incontenible. Y, lógicamente, pretenden lograr que se quede el menor número de aficionados sin entrada, mientras que en esos aficionados aspirantes a estar con su equipo se hace insufrible este tiempo de inquietud a la espera de saber adónde han de ir.

Y en esas estamos, con el Barça inmerso en batallas como la de intentar dejar mal al Madrid por encima de todas las demás, con el Madrid mirando hacia otra parte, el Athletic metiendo prisa y la Federación dejando pasar el tiempo para la nerviosera vasca. Y lo que más extraña de todo este barullo es que el presidente de la Federación no esté en sintonía con sus paisanos, pues si alguien sabe lo que significa una final de Copa en Bilbao es él, que nació enfrente de San Mamés y que jugó diez años en elAthletic. Si él no mete prisa, ¿quién puñetas va a hacerlo? Lo cierto es que la gran fiesta del fútbol español no debiera ser motivo de discordia, sino todo lo contrario.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios