PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

El fracaso de la nostalgia

LA nostalgia es hermosa. Pero no sirve como patrón para crear empresas, patentar inventos, competir en abierto, generalizar la riqueza, conquistar derechos, abolir injusticias. Suministrada en pequeñas dosis, la nostalgia es un saludable edulcorante. Estimulada como dieta constante, provoca trastornos mentales. Si es prescrita como un genérico cuando en realidad es un principio activo muy particular que se postula como un canon y canibaliza las mil y una nostalgias que coexisten (todas con el mismo derecho a manifestarse), arruina la biodiversidad sociológica tanto como los transgénicos eliminan las variedades en el agro.

La nostalgia, convertida en Sevilla en política local y orden social, narcotiza y aísla. Refugio para huir del futuro cuando se torna muy complicado. Las dificultades del enrevesado presente, desalmada civilización de competencia global manejada con algoritmos, son la excusa perfecta para apagar el motor y virar hacia la nostalgia. Tendencia y tentación de parar los relojes que se evidencian más a cada mes que se prolonga la crisis.

Sevilla ha sido terreno abonado a magnificar menudencias, a esconderse de los problemas, a refugiarse en lo malo conocido antes que arriesgarse a lo bueno por conocer. Se le hace demasiado caso a quienes ya eran desde edad temprana excesivos nostálgicos de la nostalgia. Se adora el anecdotario sin contexto y se desprecia la capacidad de hacer la Historia, vertebrada y vertebradora. Desmitificadora.

Unan a los nostálgicos de una guerra civil perdida; los nostálgicos de una ciudad monocorde que presumía de fiestas y era atrasada, inculta, injusta y sectaria; los nostálgicos que intentan limitarla a la medida de sus recuerdos y de sus ignorancias; los nostálgicos de ser progre antifranquista, y los nostálgicos de la economía del pelotazo. La suma del plan estratégico de todos ellos da como resultado una sociedad que, tanto en el ayer como en el hoy y en el mañana, es estar a la cola en renta per cápita y en cabeza del desempleo. Enhorabuena a todos. Vamos bien.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios