Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Hay que frenar esta sangría

No caer ante el Borussia no es misión imposible, pero el Sevilla ha de dejar su imagen actual de muy poco fiable

TODO pasa por no perder el 15 con el Borussia Dortmund y será a favor de querencia, con el impulso que le dará su gente. El empate le bastará al Sevilla, pero para ello deberá ofrecer una imagen muy distinta a la de anoche en el Parque de los Príncipes. No puede el equipo de Manzano hacer lo más complicado, que fue igualar los dos goles que el PSG le hizo en clara connivencia con un sistema defensivo que no es de recibo, que nada tiene que ver con el que cimentaba al Sevilla de los títulos. Digo que no puede el Sevilla arreglar la noche para dilapidarlo todo mediante una concatenación de errores no permitidos en el fútbol de élite.

Y eso que el Sevilla que saltó a la gélida cancha parisina daba una buena imagen, pero fue muy poco lo que duró, demasiado poco, que en un santiamén había doblete francés en sendas desaplicaciones defensivas, incomprensibles dádivas a balón parado que ennegrecían la noche. Y cuando todo parecía perdido emergió Kanoute, el milagrero gigante de caoba, un futbolista que ocupa de pleno derecho lugar preeminente en la galería de perpetuos sevillistas. Nuevamente tablas en el electrónico, pero este Sevilla se muestra demasiado insolvente y, lo más penoso, sin un mínimo de la fiabilidad que desprendía hasta hace bien poco. Y pasó lo que pasó.

Lo que pasó es que en dos minutos, intermedio por medio, el PSG le arruinaba el panorama al Sevilla con dos goles que dejaban el pleito visto para sentencia. No pasa nada, que lo mismo daba el empate que la derrota y que jugando como jugó el Sevilla no podía aspirar a algo. Hay que evitar caer ante el Borussia, líder de la Bundesliga, y existe el precedente de aquel triunfo milagroso en Dortmund. Quiere decirse que no se trata de una misión imposible, de hecho nunca embocó el Sevilla una misión aparentemente imposible ante su gente. Ahora bien, el Sevilla no puede parecerse ni un ápice al que cayó ante Mallorca, Getafe y anoche en París, pero que nada.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios