La ventana

Luis Carlos Peris

Con los fuegos llega a Betis el pase de la firma

PUNTO y fin de la fiesta cuando sean las doce en todos los relojes de la madrugada trianera y el cielo del arrabal y guarda lance a los cuatro vientos que ya está bueno lo bueno y que el que quiera más, que venga el año que viene por estas fechas. Se acaba la fiesta del verano trianero, del verano de una ciudad que tiene en Triana a su niña bonita y al río fina línea que une más que separa. Esta noche con las luminarias que abrillanten el firmamento se le habrá dado el pase de la firma a la fiesta más auténtica del estío sevillano tras una semana de gozo que se habrá hecho corta para los más fundamentalistas y que llevará la paz y la tranquilidad a los que tienen la fortuna de vivir en Betis. Vivir en Betis no es ninguna bagatela y ya que se acaba el ruido de la fiesta, la más bella arteria del mundo recobrará su pulso habitual y los relojes parecerán como parados, justo como tiene que ser, ¿o no?

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios