Desde mi córner

Luis Carlos Peris / Lcperis@grupojoly.com

Todo es fútbol según Caparrós

En un sitio donde tanto se presume de seriedad como en Bilbao, la treta de estrechar el campo suena fatal

COMO cada vez que se le coge con la mano en la lata, Joaquín Caparrós respondió con esa muletilla de "esto también es fútbol" que lleva camino de hacerse tan conocida como aquella de "fútbol es fútbol" con que Vujadin Boskov remataba cualquier razonamiento. Ahora, en un lugar donde tanto prima lo serio como Bilbao, ha chocado una barbaridad que el utrerano intentase un achique de espacios con todos sus avíos. No adelantando a la defensa para asfixiar al equipo contrario, sino achicándolo literal y físicamente por el procedimiento poco sutil de inutilizar las rayas laterales y pintar otras un metro, o así, más adentro.

Y como está en Bilbao, y como Joaquín no es dado a darse con el martillo en los dedos, pues quiso justificarlo todo diciendo que en otras partes dejan la hierba alta o muy corta dependiendo de qué rival es el de turno. Quiero entender que a un equipo rápido, por ejemplo el Barcelona, se le deja sin pelar y si el equipo rival es lentorro, pues se deja rala la hierba. Con lo fácil que le hubiese sido utilizar el argumento del manguerazo, que ha sido la argucia más repetida en el fútbol español. Extrañaba asaz que los campos norteños siempre estuviesen embarrados, pero es que cuando no abría la llave del agua San Pedro era el jardinero del equipo local.

Hacer mención a lo de la manguera hubiese caído en Bilbao aún peor de lo que ha caído que a la Catedral la hayan cogido en este renuncio tan de equipo malo, tan de equipo acomplejado y con poca confianza en sí mismo. Así me pareció cuando Luis Fernández hizo lo mismo en Heliópolis. "Todo es fútbol" es como Caparrós resume cualquiera de los lances encaminados a un resultado mejor sin pararse en barras. Y me imagino que este incidente va a jugarle en contra al utrerano porque en Bilbao son muy suyos y lo peor que puede sentarle a un aborigen es que duden de su seriedad. Ojalá se olvide pronto, pero creo que puede tener efecto boomerang para Joaquín.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios