Desde mi córner

Luis Carlos Peris

El fútbol como eficaz paliativo

Afortunadamente para el bético otra vez juega su equipo, hoy en Granada, lo que ayuda a soportar la depresión

TRES victorias consecutivas suelen dar para mucho y en este Betis de la hora no se han hecho esperar. De todas las cuestiones que desveló el intruso que maneja la barca me quedo con la parábola del coche. "Si compro un coche y no me lo dan, no querrán que siga pagando los plazos". Más o menos así explicó Oliver su postura al no pagar el primer vencimiento al innombrable. Y el hombre tiene razón al no seguir pagando, pero lo que no es tan sencillo de comprender es por qué sigue conduciendo ese coche que no le dieron. ¿O no es conducir el coche convocar una rueda de prensa y que la prensa acuda?

Todo es incomprensible, inaudito, en este Betis, pero nada más extraordinario que la presencia del atildado okupa navarro. No se puede mandar más con un paquete accionarial tan ridículo como posee y lo cierto es que la Ley de Sociedades Anónimas queda muy en entredicho cuando no arbitra un sistema que defienda a la sociedad de este tipo de asaltos. Porque es que lo que se está produciendo en el por siempre Real Betis Balompié es un asalto tan incruento como desalmado, tan insólito como difícil de entender y todo, según repite el usurpador, por el bien del Betis, única y exclusivamente por el bien del todavía, aun por siempre, Real Betis Balompié.

Claro que lo más sorprendente es la osadía de presionar a la juez. Tiene la desfachatez tan ínclito personaje de culparla del fracaso en caso de intervención del club. Incluso llega a asegurar dicho fracaso de no ascender a la intervención cuando cualquier bético sabe que si no fuese por la eximia doña Mercedes, del Betis quizá no quedaría ni la puntilla del almanaque. Afortunadamente, el fútbol que se juega en la yerba está ayudando eficazmente al bético a sobrellevar este surrealista estado de cosas. Y hoy se juega el Betis en Granada la posibilidad de seguir en la Copa del Rey, con lo que la depresión se hace más llevadera, muchísimo más soportable.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios