La esquina

josé / aguilar

Una gran mentira sobre Bódalo

EL Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) ha convocado el Día Internacional por Andrés, con marchas a la cárcel de Jaén, a Madrid y "a donde haga falta". Andrés es Andrés Bódalo, militante de este pequeño sindicato, y también de Podemos, que ha ingresado en dicha prisión para cumplir una condena de tres años y medio.

El sindicato que pastorean con rivalidad Juan Manuel Sánchez Gordillo y Diego Cañamero y los dirigentes podemitas -pero no todos- han orquestado al respecto de este encarcelamiento una operación propagandística, muy vistosa como todas las suyas pero sin sustancia, para llevar, a hombros, al martirologio al citado activista. Bódalo sería el honrado luchador castigado por el Estado represor por defender a los débiles y oprimidos. Como es de origen y condición humildes y escribe ripios, la jefa de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, lo ha comparado con Miguel Hernández.

El tormento y los suplicios de San Andrés Bódalo se están fabricando sobre una gran mentira. España es una democracia, donde hay partidos y sindicatos libres, se elige a los gobernantes (el propio Bódalo aspiró a ser diputado por Jaén, sin lograr el apoyo de la gente para salir) y aquí no se detiene a nadie por expresarse, reunirse o manifestarse. Bódalo está en la cárcel de Jaén porque en 2012 propinó una paliza, junto a otros tres, a un concejal socialista de Jódar en el transcurso de una protesta sindical.

¿Son demasiados tres años y medio de prisión por una agresión que no dejó secuelas graves? Sin duda, pero ocurre que Andrés Bódalo es reincidente en esto de solventar las discrepancias a palos. Vamos, que es un poco matón. Ya ha sido condenado o multado por romper, como integrante de un piquete "informativo", el escaparate de un comercio en Úbeda, dar patadas y manotazos a policías nacionales durante la ocupación de la Consejería de Agricultura de la Junta y causar lesiones a unos paisanos de ultraderecha en una trifulca. La reincidencia es lo que explica la dureza de su condena y la dificultad de su indulto.

El indulto ya lo han pedido, entre otros, los máximos líderes de Podemos, Ada Colau, Batasuna y Rufián (ERC), todos ellos firmes apóstoles de la desigualdad ante la ley, la legitimación de la violencia como partera de la historia, la impugnación de la democracia burguesa, la doble vara de medir y la superioridad moral de la extrema izquierda. Seguro que acudirán todos al Día Internacional con Andrés.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios