Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Hay que hacerlo por los mayores

LUCIÓ el sábado en el Calderón una pancarta monumental en la que se le rogaba al equipo que el miércoles pensase en sus mayores. En aquellos mayores que vieron cómo con el árbitro mirando la hora, un alemán le quitaba a los atléticos ese caramelo que tuvieron en los labios y que aún no saben a qué sabe. Y el miércoles ha llegado como una especie de Día D que varias generaciones colchoneras andan esperando como agua de mayo.

Mientras en el fútbol según Sevilla desangran al Betis desde los puntos menos admisibles y el Sevilla vuela a la otra punta de Europa a la caza de un nuevo éxito, esta noche se juega un partido sin nada que ver con los demás. Un partido grabado a fuego en la afición de un equipo admirable, ese Atlético de Madrid que lleva cuarenta y dos años esperándolo. Hasta en el cielo habrá gente esperando la hora del comienzo y se me viene a la sesera un nombre, el de Luis Aragonés.

Todo ocurre con el Sevilla metabolizando un nuevo gancho al mentón del Betis y con el Betis mirando con la mirada perdida, estupefacto ante el acoso que recibe de trincheras tan localizadas como insólitas. Un acoso que no terminará en derribo, claro que no, pues fueron muchas las situaciones parecidas para que fuese numerosas veces alanceado y nunca muerto. Ahora bien, conviene que sepan que lo de Eduardo Maciá ha sido suicidio y no víctima del terrorismo exógeno.

Pero a lo que íbamos, a ese Atleti-Bayern en Heysel cuando era mayo del 74 y Schwarzenbeck batía a Reina sobre la campana. Cuarenta y dos años después, en el Calderón se citan con la historia los dos. No puede considerarse como un partido más y la pancarta del sábado debe ser el motor para una revancha tan ansiada como lícita. Todo mientras el Sevilla vuela en busca de más gloria y el Betis se defiende como puede de la insidia pensando también en sus mayores.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios