Desde mi córner

Luis Carlos Peris

La historia se alía con Italia

Siete veces colisionamos con los transalpinos en competición oficial y únicamente ganamos una vez, pero...

ITALIA, jó, ¿no podía ser otro el rival de los dichosos cuartos? Con lo bien que hubiera estado Rumanía al otro lado del campo vienés, pero nada, Italia, en fin... Con Italia hemos jugado siete veces en competición oficial y sólo un triunfo nos alumbra, el de la primera vez. Aquella primera vez fue en la auténtica prehistoria del fútbol, en la Olimpiada de Amberes, cuando se acuñó lo de la furia por la legendaria petición de Belauste al también vasco Sabino: "A mí el pelotón que los arrollo". Era el año 1920 y entonces fue la única vez que derrotamos a los transalpinos en un evento oficial, conque como para no temer el emparejamiento del domingo.

Un empate en el Mundial del 34, el que organizó la Italia de Mussolini, y otro en Milán cuando la Eurocopa del 80 es lo mejor que registramos con los azzurri. En el otro platillo de la balanza, un ominoso 7-1 en la Olimpiada de Amsterdam y otras dos derrotas, aunque más decorosas, es el triste balance. Una en Fráncfort, Eurocopa del 88, y la otra en Boston cuando Tassotti noqueó a traición a Luis Enrique, Julio Salinas escuchó, creo, el primer Salinaaaaas de su vida, y sin necesidad de Andrés Montes, y Roberto Baggio mandaba para casa a la España más organizada, compacta y eficaz que hemos conocido, más incluso que la que campeonó el 64 con gol de Marcelino.

Pero la historia no mueve molino y está ahí para que se saquen las debidas consecuencias, sobre todo para no repetir sus capítulos negativos. Y en eso estamos, otra vez con Italia, con esa Italia que ha empezado como siempre, dubitativa, envuelta en críticas y que, ojalá y por una vez, esté el lunes de vuelta en Fiumicino. No estarán ni Gattuso ni Pirlo, ni el músculo ni el cerebro, y eso da mucho pie al optimismo. Claro que lo que más pie al optimismo da es la sensación de que al fin hemos encontrado nuestra propia idiosincrasia y algo mejor que todo eso, el gol. Toca Italia, a Italia sólo le ganamos en los amistosos, pero la flauta habrá de sonar alguna vez, ¿no?

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios