PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

24 horas para otra prioridad

SI usted es miembro del club de los noctámbulos, o abonado al soleado paseo de domingo al mediodía, es posible que haya descubierto el fragor de los trabajos en la Plaza de la Encarnación en horas y días sin actividad para el resto de obras. Tras acumular cuatro años de retraso, en la primavera de 2010 entraron las prisas para incrementar el ritmo de construcción. Y a comienzos del 2011 se ha desatado el zafarrancho, hay faena los 24 horas de los siete días, festivos incluidos. El escaso vecindario está dando por bueno el intensísimo ruido provocado sobre todo por la incesante percusión de la enorme cantidad de remaches que abrochan el complejo mecano de las setas.

24 horas sobre 24. Prioridad absoluta. Para la campaña electoral. Por los votos. Hagamos abstracción del diseño, sobrecoste y utilidad del escultórico edificio. Del icono. Qué sociedad tan mediocre estamos edificando, que no dedica 24 horas sobre 24 a afrontar las verdaderas prioridades. Construir un modelo educativo soberbio. Un modelo productivo basado en el talento de los profesionales. Identificar a los jóvenes más brillantes y darles la oportunidad de inventar, antes de que emigren. Controlar a los maltratadores que asesinan a sus ex parejas. Erradicar el narcotráfico. Trasladar a pisos dignos a la población que malvive en las infraviviendas de algunos barrios castigados por la marginación.

El mundo cambia muy rápido y sólo nos damos prisa en concluir el Metropol Parasol. Para el caso, da igual que guste o no. Ese debate no es el más importante. Pongamos el foco en comprender que seguimos siendo una sociedad primitiva y fetichista que prioriza concentrar sus esfuerzos en la encarnación de un icono. La mayor modernidad que ha de emerger es la del cambio individual de mentalidad y de actitud. Entretanto se suman más efectivos a esa tendencia y se desmarcan de la cultura del becerro de oro, cabe preguntarse: ¿Cuál será la pirámide objeto de atención antes de las elecciones de 2015?

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios