Puerta de los palos El Fiscal

Diego J. Geniz

Los hosteleros se niegan a que la Paz pase por Joaquín GuichotCuestión de mero tacto

Los propietarios de dos restaurantes alegan que la cofradía cuenta con otras vías alternativas para evitar las catenarias sin obligarles a ellos a retirar los veladores

La Hermandad de la Paz no podrá discurrir por la calle Joaquín Guichot, tal como pretendía, al negarse dos establecimientos que allí radican a retirar sus veladores durante la Semana Santa. La cofradía del Porvenir pensaba cambiar su recorrido habitual por la calle Barcelona y evitar tener que bajar los pasos al cruzarse con las catenarias una vez que llegue a la Plaza Nueva. El único escollo que se encontraban en Joaquín Guichot eran los veladores de los bares, que hacen imposible su tránsito por este lugar.

Según ha podido saber Diario de Sevilla, dos establecimientos de la citada calle han hecho llegar al Ayuntamiento un documento firmado por sus abogados en el que se niegan a retirar los veladores debido a los perjuicios económicos que acarrearía esta medida. Además, argumentan que la hermandad cuenta con más alternativas para evitar el cruce con las catenarias sin tener que afectar a terceros.

El tránsito de la cofradía por Joaquín Guichot sólo podía llevarse a cabo si los establecimientos afectados estaban dispuestos a retirar sus veladores. No se les puede obligar a dicha retirada, ya que para tomar esta medida es necesaria la publicación en el BOP de un edicto de la Delegación de Urbanismo donde se prohíba la instalación de veladores durante la Semana Santa en esta calle. Una prohibición que se queda fuera de plazo al no respetar la fecha establecida para su comunicación.

El escrito ha sido ya remitido al Consejo de Hermandades, que se lo hará llegar a la Paz para que elija otra alternativa antes del próximo domingo, cuando se celebre el Cabildo de Toma de Horas, donde deben quedar cerrados todos los horarios e itinerarios.

Las otras opciones planteadas son las que ya han tomado las hermandades que se encuentran con el mismo problema. Una de ellas es la que han decidido Santa Genoveva y las Cigarreras, que discurrirán lo más cerca posible de la acera opuesta al andén del tranvía. Otra es por la que ha apostado la Carretería, que pasará por el salón de la Plaza Nueva. También se baraja la posibilidad de salir por la calle Madrid al Hotel Inglaterra y dar la vuelta a la plaza hasta llegar a Tetuán. La que parece descartable es la solución tomada por las Aguas, que irá por Méndez Núñez, Plaza de la Magdalena y Rioja hasta retomar el recorrido habitual.

Además de la Paz, los Estudiantes también tiene que perfilar su itinerario al llegar a la Plaza Nueva. Para ello, esta noche hay convocado en la cofradía del Martes Santo un cabildo de oficiales donde tendrá además que decidir qué recorrido tomar una vez que salga de la Universidad. Si opta por seguir por la calle San Fernando habría que bajar en varias ocasiones la imagen del crucificado.

TODOS sabemos lo que duele vivir un conflicto en una hermandad, ser víctima de un desaire o sufrir un ninguneo. Más aún cuando las víctimas son personas cuyos ascendientes se han dejado la vida en la cofradía y, por tanto, todo lo que ocurra en ella les duele de forma especial. Por ejemplo, si se quiere prescindir de unos costaleros, ¿qué trabajo cuesta que el capataz de turno les ofrezca una explicación a los afectados? Si la decisión la ha tomado quien tiene potestad y legitimidad, nada habría que temer. Algo así ha ocurrido en la Carretería. No paran de llegarnos lamentos. Por favor, tengamos tacto. No cuesta tanto.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios