Editoriales

La incertidumbre lastra al Betis

EL control del Betis volverá estar en manos de Manuel Ruiz de Lopera a partir del próxomo día 31. En una decisión especialmente controvertida, dado que afecta a un club que es parte del patrimonio sentimental de muchos miles de sevillanos, la Audiencia Provincial ha decidido levantar las medidas cautelares que la juez Alaya había dictado en julio de 2010, que conllevaron la inhabilitación de Lopera y la administración judicial del club. Los magistrados entienden que han pasado cinco años desde que se adoptaron las medidas, que la instrucción de la causa contra Lopera está finalizada y, sobre todo, que en este tiempo se han puesto en marcha "mecanismos que el ordenamiento jurídico contempla para la protección del normal funcionamiento de las sociedades mercantiles". En definitiva, la Audiencia concluye que aunque todas las medidas cautelares tenían su razón de ser, dado el tiempo transcurrido y las demás acciones judiciales emprendidas, deben levantarse porque, entre otras razones, una medida cautelar no puede concebirse como la anticipación de una pena. Desde un punto de vista jurídico, los razonamientos de la Audiencia son irreprochables. Pero es evidente que ahonda la incertidumbre en la que vive el Betis desde hace ya demasiado tiempo y que es lo que menos le conviene en su actual situación deportiva. Por el bien de la entidad urge que se resuelvan cuanto antes los diferentes frentes judiciales abiertos en un club que forma desde hace más de un siglo parte del alma de Sevilla.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios