el medio centro

Carlos Izquierdo /

La incógnita Reyes

Regresa a su casa con 28 años, una edad perfecta pero sospechosa en su caso si miramos a su pasado

QUIZÁ lo único que genera ilusión en la vuelta de José Antonio Reyes es que lo hace al Sevilla, un club que le adora y le vio nacer, con el que debutó en Primera División con apenas 16 años, y una melena infame, y donde brilló como la estrella mundial que se suponía iba a ser. Ésa es la única ventaja una vez que se adivina en la vuelta del utrerano, pasado el tiempo, viajado el muchacho, una vez sabido desde hace muchos años lo que es capaz y no de hacer dentro y fuera de los terrenos de juego.

Desde que se marchara el delantero a la conquista de un mundo que le abría las puertas de la gloria hace más de ocho años, el ahora 21 sevillista ha sido protagonista tanto por su fútbol como por sus desplantes, sus desganas y sus intenciones. Todos los equipos en los que estuvo, grandes todos, le recibieron con una alfombra roja y de todos se fue por la gatera, sin teléfonos ni para volver de visita. En ninguno demostró el potencial que tiene, aunque en todos ganó títulos. En ninguno será recordado, aunque aparecerá en las fotos de todos.

Ahora regresa, favorecido por esta crisis que nos asuela y que ha dejado al caro Giovani, el preferido por el actual entrenador, en su casa de Londres y mirando, parece, a Manchester. Así es el fútbol y la vida. Regresa con 28 años a la que fue su casa con una edad que se supone perfecta para la consolidación de un jugador, pero sospechosa en su caso, más por su pasado que por su incierto futuro. Es curioso que uno de los futbolistas con mejor palmarés en la actual plantilla del Sevilla (una Liga, una Copa, una Europa League, una Supercopa de Europa, una Premier, una Cup, una Supercopa de Inglaterra, una Copa de la Liga portuguesa, 21 veces internacional) no haya disfrutado ni uno solo de los conseguidos por el club en la primera década del siglo XXI. Paradójico como el propio Reyes, ten genial como cansino.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios