PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

De ineptos y aprovechados

SI el poeta Rodrigo Caro resucitara para ser cronista del juicio por el pago de facturas falsas en el distrito Macarena, su Oda a Sevilla sería más nostálgica aún que la dedicada a Itálica. A la rigurosa prosa de nuestro compañero Jorge Muñoz se le uniría el verso de Caro: "Estos, Jorge, ¡ay dolor!, que ves ahora, campos de ineptitud y moroso collado, fueron en un tiempo Sevilla famosa". La edición íntegra del juicio, aún en curso, con las declaraciones de todos los acusados, testigos y peritos, ha de ser el documento más revelador sobre la impostura política en la gestión municipal. Entre el esperpento y el paripé, ineptos y aprovechados financian su porvenir a costa del dinero y las expectativas del conjunto de la población, engañada con propaganda y engatusada con diatribas de buenos y malos. No basta con cambiar el nombre de algunas calles para limpiar Sevilla de impostores.

Retratarse ante sede judicial y corroborarse las verdades desveladas por los buenos periodistas ha sido todo uno. Con el indeleble valor de confirmarse cómo se crea una empresa para que le adjudiquen las obras en un distrito; cómo se trocean arbitrariamente los proyectos para concederlos a dedo en lugar de por concurso público; cómo se paga un derribo sin comprobarse su realización; cómo se certifica la colocación de solería y marmolillos que no existen. Y, con todo ello y más, cómo y para qué se elige a militantes del partido al frente de las alcaldías de barrio, la política de mayor proximidad al ciudadano.

Al margen de cuál sea la sentencia, este tribunal hace las veces, a posteriori, de comisión parlamentaria en Estados Unidos que dilucida a priori la capacitación y honestidad de los candidatos propuestos por el presidente para dirigir la Administración. Allí los devuelven al corral por falta de trapío democrático en cuanto les cogen en un renuncio, y se ahorran sus trapacerías. Aquí las pagamos por duplicado.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios