PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

La inversión de las deudas

MI reino por un poco de liquidez, imploran multitud de sevillanos. Por pudor no hacen cola ante la puerta de una sucursal bancaria. Les pueden acusar de morosos y son víctimas de la confianza no correspondida por un sistema financiero que se va de rositas. Quien no tiene ese problema es Lopera. Y eso que ha expirado el mito del talonario inagotable, de pagar a su debido tiempo a todo quisque, de poner su patrimonio al servicio del Betis. La junta de accionistas ha corroborado los datos adelantados por nuestro compañero Javier Mérida. El club tiene una deuda superior a los 66 millones de euros, de los que 28 millones se adeudan a Hacienda, aunque hay auditores que añaden 17 millones más no reconocidos por el Betis al impagado con la Agencia Tributaria. La ecuación tiene esta regla: Lopera pone el dinero y el Betis pone las deudas. Es parecida a la mentalidad escolar que induce a decir: "He aprobado el examen / me han suspendido el examen".

Si invertimos las deudas y el orden de sus factores, es fácil imaginar el interés que suscitaría, de haber cobrado esa deuda, su conversión por parte del Estado en financiación para pequeñas y medianas empresas sevillanas. Dejo a su criterio si es o no infinitamente más importante que los dislates presupuestarios balompédicos, consentidos por la tolerancia diez de las autoridades para con sus máximos accionistas. O destinar el importe de esa deuda a construir uno de los tramos de la SE-40 bajo el Guadalquivir para descongestionar el tráfico en el área metropolitana. O hacer ya la ampliación y transformación del Palacio de Congresos, cuyo presupuesto es también de 66 millones de euros.

Mientras muchas familias de comerciantes, autónomos o asalariados, que simpatizan con los clubes sevillanos, las pasan canutas para salvarse de la quema y que no les embarguen, los directivos futboleros se pavonean aquí y allá. Lo peor es que la sociedad se lo consiente.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios