El parqué

Pablo Cumella

Un jarro de agua fría

EL parqué madrileño cerró la sesión de ayer con una fuerte caída del 1,47%, tras cotizar durante buena parte del día con signo positivo y superar los 10.500 puntos, lastrado por la apertura bajista de Wall Street, ante el aumento de las peticiones de subsidio por desempleo en EEUU, que alcanzaron la semana pasada un total de 500.000 solicitudes.

El selectivo abrió en positivo, impulsado por la buena marcha de los grandes valores, entre ellos, la banca, tras la relajación del mercado de deuda. El optimismo de los inversores llegó a situar al Íbex en la cota máxima de los 10.523 puntos, sin embargo, tras la apertura bajista de Wall Street -como respuesta al aumento de las solicitudes del subsidio de desempleo en EEUU en 12.000 unidades la semana pasada-, el selectivo comenzó a caer hasta cerrar en los 10.238 enteros.

Entre los valores más castigados de la sesión se encuentran las constructoras y los bancos. En concreto, Acciona se dejó un 3,63%, seguido de OHL (-3,45%), Técnicas Reunidas (-3,03%), Abengoa (-2,95%), Sacyr Vallehermoso (-2,82%), Bankinter (-2,14%), Banco Santander (-1,94%), Banesto (-1,76%), Banco Sabadell (-1,64%), Iberdrola (-1,43%), BBVA (-1,33%), Telefónica (-1,28%) y Banco Popular (-1,22%).

En el lado positivo se situaron Grifols (+0,53%), Iberia (+0,29%), Indra (+0,15%) y Ebro Foods (+0,07%).

Los malos datos sobre la economía de Estados Unidos también calaron en el ánimo de los inversores de las principales plazas europeas, que cerraron con caídas superiores a Madrid. En concreto, París bajó un 2,07%, seguida de Fráncfort (-1,80%) y Londres (-1,73%).

En el mercado de divisas, el euro mantiene posiciones frente al dólar, y al cierre de la sesión de ayer el cambio entre las dos monedas quedaba fijado en 1,283 unidades.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios