Cuatro jornadas subiendo

EL Íbex 35 subió un 0,55% al cierre de mercado y se quedó a las puertas de reconquistar los 9.200 puntos, gracias a la tendencia alcista que mantiene de cuatro sesiones consecutivas en positivo.

El selectivo reaccionó al alza ante las palabras del presidente del BCE, Mario Draghi, que mantuvo abierta la puerta a los tipos negativos. Bankia lideró las ganancias, al sumar un 3,6%, seguido de Acerinox (+3,11%). Banco Santander (+2,8%), Banco Sabadell (+2,7%), Banco Popular (+2,4%) y BBVA (+2%) completaron la lista de las seis mayores subidas.

Entre los blue chips, Repsol ganó un 1,2% y Telefónica un 0,6%, mientras que Inditex se desmarcó y se dejó un 1,2%.

En el lado de las pérdidas, Arcelomittal se desplomó un 4,9% y ha encabezado los valores en rojo. Enagás perdió un 2,7%, mientras que Gamesa, Red Eléctrica, Merlin e IAG cedieron más de un 1%. El Íbex se estableció así en los 9.197 enteros, niveles máximos desde inicios de año.

El selectivo lideró junto a Milán las subidas en Europa tras la reunión del BCE. París y Londres se decantaron por las caídas, mientras que el euro perdía posiciones respecto al dólar y la moneda única se intercambiaba por 1,1292 unidades al cierre de sesión.

"Continua la buena marcha de las Bolsas europeas tras la intrascendente reunión del BCE", afirmó el estratega de mercado de IG Daniel Pingarrón, quien añadió que las Bolsas han terminado comportándose de manera muy similar a los momentos previos de la reunión, sin mostrar ningún aumento de la volatilidad.

La directora del servicio de estudios de Banca March, Rose Marie Boudeguer, valoró por su lado que la comparecencia de Draghi ha tranquilizado a los mercados al confirmar que si el crecimiento se viniera abajo, el BCE implantaría nuevamente una extensión del programa, entre otras medidas.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios