El medio centro

Carlos Izquierdo

El juego en el que todos pierden

Si hay medalla en Pekín, a Sáez le dirán que era lógico por el equipo; si no hay, le recriminarían la destitución de Pepu

SI nadie lo remedia, Pepu Hernández dejará de ser seleccionador español de baloncesto mañana mismo, a dos meses escasos del inicio de los Juegos Olímpicos de Pekín, la gran cita del baloncesto español, la fecha en la que tenemos puestos nuestros ojos desde que hace dos años subimos a lo más alto del podio en el Campeonato del Mundo de Japón gracias a la mejor generación de jugadores que ha parido nuestro baloncesto.

La cuestión no es quién tiene razón sino por qué se ha llegado a esto. Por qué si las relaciones eran absolutamente nulas desde el pasado Eurobásket (ay, aquel AVE Sevilla-Madrid…) se ha esperado a estar a las puertas de un acontecimiento como los Juegos Olímpicos para acabar así. Por qué el presidente de la Federación Española de Baloncesto ha dejado hervir esta olla a presión si ya tenía tomada la decisión. Por qué el seleccionador ha forzado la máquina hasta tal punto. Por qué ha seguido atendiendo compromisos personales en detrimento de los profesionales. Por qué ambos, henchidos, orgullosos y repletos de ego, han dejado de hablar en persona para mandarse continuos mensajes a través de la prensa y dar así tres cuartos al pregonero. Por qué ninguno de los dos ha pensado en lo que realmente importa, que no es otra cosa que el baloncesto español.

Obviamente, el que más tiene que perder con la destitución de Pepu Hernández es José Luis Sáez, el presidente que rescató al hasta hoy seleccionador de la inactividad en la que se encontraba antes de ganar el oro en Japón. Si ahora se consigue medalla en Pekín, a José Luis Sáez le dirán que era lo lógico con semejantes jugadores. Si ahora no se consigue la medalla en Pekín, a José Luis Sáez le echarán en cara la destitución del técnico a deshora. Son las reglas de un juego en el que todos pierden: Pepu, Pepe y el baloncesto español.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios