El jueves negro fue sólo un susto

EL Íbex 35 avanzó ayer un 1,1% al cierre de mercado, espoleado por los valores bancarios, que dieron el empujón necesario al selectivo para consolidar las ganancias. En la semana, el Íbex logra mantenerse casi plano (-0,08%) tras sumar cuatro sesiones en positivo y luchará a partir del próximo lunes por reconquistar los 10.500 puntos.

Las cuatro mayores subidas las acapararon bancos: Bankinter (+2,79%), Bankia (un 2,63%), Popular (+2,49%) y Sanatander (+2,33%). BBVA sumó un 1,53%, Telefónica un 1,29% e Inditex un 0,89%. El lado de las pérdidas estuvo dominado FCC, con una caída del 2,54%, seguido de IAG (-1,96%) y Sacyr (-1,61%).

Tras el susto de los inversores el pasado jueves por los rumores sobre un impuesto retroactivo en Grecia para cobrar a los tenedores de deuda helena, DIA (+2,06%), Caixabank (+1,78%) y Grifols (+1,24%) también contribuyeron al alza en la última sesión de esta semana.

El comportamiento en el resto de principales plazas del Viejo Continente se mantuvo muy dispar, sin tendencia clara. El Íbex se anotó la mayor alza junto a Milán (+1,1%). Londres y París se sumaron a la tónica alcista, con subidas del 0,2% y 0,1%, respectivamente. Francfort, sin embargo, se desmarcó con una caída del 0,6%.

El Íbex casi se mantuvo inamovible respecto al cierre del pasado viernes, cuando se quedó en los 10.478 enteros. Bankia suma un 5,87% en las últimas cinco jornadas y lidera los avances semanales. Las mayores pérdidas se las anota OHL (-7,08%) tras reducir su beneficio trimestral, y FCC (-6,87%).

La prima de riesgo española logró rebajar la tensión que sufrió el y se estabilizó en los 162 puntos básicos. La rentabilidad del bono español a 10 años se situó de nuevo por debajo del 3%. Por su parte, el euro reforzó posiciones respecto al dólar y la moneda única se intercambió por 1,3704 unidades.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios