La ciudad y los días

Carlos Colón

Un libro maravilloso

QUIEN ame tanto los jardines de Kensington como para alojarse en los hoteles cercanos de Bayswater, Lancaster Gate o Kensignton y así iniciar y concluir la jornada atravesándolos. Quien los ame tanto como para dejar pasar el tiempo contemplando las quietas aguas de The Long Water junto al monumento a Peter Pan, sentado en las orillas del Round Pound, divagando por los arbolados paseos de Mount, Lancaster o Budges, leyendo en los Italian Gardens o tumbado en el césped viendo a lo lejos la hermosa silueta del Kensington Palace en el que nació y vivió hasta su proclamación la Reina Victoria. Quien los ame tanto porque por ellos paseaba a diario James Matthew Barrie a su perro Porthos, el San Bernardo que después transformó en la niñera de Wendy y sus hermanos; allí conoció a los niños de la familia Llewelyn Davies que inspiraron sus grandes obras y se dejó fascinar por su madre, la encantadora Sylvia, hija del novelista George Du Maurier y tía abuela de Daphne Du Maurier (cuya Rebeca acaba de ser espléndidamente editada por Galaxia Gutenberg/Círculo de lectores).

Quien ame tanto los jardines de Kensington porque en ellos está el delicioso monumento a Peter Pan, compañero de vida y sueños desde que de niños vimos la película de Disney y leímos los relatos de Barrie que tantos años después seguimos viendo y leyendo aún con mayor placer, porque hay que crecer y sobre todo ver crecer a los propios hijos para entender del todo esta proclama contra el desamor obrado por el tiempo, debe salir corriendo hasta la librería que tenga más cerca y comprarse El pajarito blanco, la novela escrita por Barrie en 1901 en la que por vez primera aparece Peter Pan. Sus capítulos 13 a 18 son el germen del que nacerían en 1904 Peter Pan, el niño que no quiso crecer y en 1906 y 1911 Peter Pan en los jardines de Kensington y Peter Pan y Wendy.

Como los caminos de Barrie son siempre imprevisibles, para llegar desde Kensington hasta sus manos El pajarito blanco se ha pasado por La Puebla de Cazalla, que es donde radica Ediciones Barataria, la estupenda editorial nacida en Barcelona para publicar sin prisas libros diferentes (por lo que en 2008 obtuvo, junto a las editoriales agrupadas en el proyecto Contexto, el Premio Nacional del Ministerio de Cultura y en 2009 el de la Asociación de la Feria del Libro de Sevilla). Regalen este exquisito libro que rebosa humor, imaginación y una sensibilidad delicada y extrema a sus hijos, nietos o sobrinos; y regálenselo a ese niño que, si tienen suerte, todavía no han olvidado que fueron.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios