Y a usted, ¿le atienden?

Pedro Caballero- Infante / Caballeroinf@ Hotmail.com

Al 'lico' 'calamelo'

CADA día es más notoria la importancia de los boticarios. No suele valorarse en su justa medida a los farmacéuticos hospitalarios y no digamos a los dedicados a la investigación, con frecuencia confundidos con químicos, bioquímicos o médicos.

Los farmacéuticos han sido, y son, los mascarones de proa de la investigación farmacológica. Permanentemente descubren o mejoran fármacos tan importantes como los que se usan en la quimioterapia.

Los pacientes aquejados de cáncer sufren cada vez menos los efectos secundarios de estas sesiones. En este ejemplo tan duro puede comprobarse cómo van atenuándose, si no desapareciendo, las náuseas, las alopecias y aumentando las curaciones.

Hecho este elogio tan merecido, justo es decir que los farmacéuticos de botica siguen siendo los que están a pie de obra para, como en este caso, responder preguntas cargadas de alarmismo mediático.

Rabbit White es el nombre comercial de los caramelos chinos que han sido retirados del mercado por contener melamina sustancia de similar fonética a la melanina.

-Una cosa é queré ponerte morena y otra dásela de chupá a las criatura.

Conchita, la internáutica, ha oído campanas sin saber de dónde proceden.

-Te estás equivocando, Conchita.

-Lo ha visto una servidora en ergúgue. Er veneno que llevan los caramelo chino é er que de las crema ponerse morena.

Don José tiene que explicar, con cierto cansancio por ser temas muy técnicos, que no es lo mismo la melanina: un pigmento que broncea la piel, que la melamina: un producto químico que se emplea para espesar alimentos, como la leche.

El farmacéutico, sin atemorizar, dice que el mundo actual, basado en los resultados económicos, hace que las grandes empresas utilicen aditivos baratos que, en principio, son inocuos.

-Pó pá espesá se ha usao toa la vía la harina.

-¡Has dado en la tecla! El almidón es lo que se ha utilizado siempre. Pero es más caro.

-¡La madre que los parió! ¡Ya no se va podé comé de ná!

Metidos en el fregado coloquial el farmacéutico les dice que no todo conservante, aromatizante o colorante es malo.

- mi mare, ¡probesita!, conservaba la sarsa de tomate con carbonato.

-No sea bruta... con borato.

-Ni una cosa ni otra. Con ácido bórico.

-Eso se lo echan a los que le funguelan las telera.

-También.

Para que no cunda el miedo les razona que lo de los caramelos no tiene la importancia de la leche infantil china que ha producido algunas muertes en ese país.

-A mí no me lo tiene usté que desí porque lo ha leío en gúgue.

-¡Qué cursi ere niña!

Don José aprovecha para decir que los farmacéuticos, además, cubren una misión inspectora en todos los establecimientos, gracias a la red informativa de los colegios farmacéuticos, que impide que se produzcan hechos así.

- a si tamién ispesionái a los picoleto.

-¿Y eso?

-Porque ar marío de mi vesina, que é número de la guardia siví, le han dao un tricornio chino y de la mesmasudorasión se le ha puesto la carva como una torta de Iné Rosale.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios