Editorial

Los límites de la austeridad

LA Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) presentó ayer un informe sobre la economía de la Eurozona en el que hace un diagnóstico crítico con las políticas presupuestarias desde el inicio de la crisis y reclama una corrección, defendiendo que se hagan más inversiones públicas incluso si se incumple el déficit. El organismo internacional formado por 34 estados también aboga por la "flexibilidad autorizada" para ralentizar o suspender temporalmente las exigencias del Pacto de Estabilidad. El informe constata que los ajustes presupuestarios masivos entre los años 2011 y 2013 contribuyeron a prolongar la recesión, con recortes en inversiones públicas y en protección social de las familias y con consecuencias en el empleo, lo que considera afectó negativamente al crecimiento. La OCDE plantea, por tanto, un cambio de orientación de las políticas que se traduzca, por ejemplo, en unos plazos más largos en los ajustes. Entre las inversiones públicas a las que habría que atender según este organismo están las redes transeuropeas, la educación y el cuidado de la infancia. En cuanto al empleo, apuesta por no incrementar los impuestos relativos al trabajo. Si bien es cierto que el informe destaca que el mayor margen de maniobra para relajar los recortes lo tienen países como Alemania, las indicaciones generales van en la dirección de abandonar las políticas de austeridad que se pusieron en práctica con la crisis. El informe se ha publicado en París el primer día de campaña electoral en España, lo que sin duda va a marcar muchos de los mensajes de los partidos políticos que concurren el 26-J. Uno de los asuntos recurrentes de esta campaña y de la pasada de diciembre fue la política económica del Gobierno del Partido Popular, que aplicó recortes para el cumplimiento del Pacto de Estabilidad. El propio presidente en funciones del Gobierno y candidato del PP, Mariano Rajoy, se comprometió por carta hace unas semanas con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, a realizar más ajustes si ganaba las elecciones. El informe de la OCDE irrumpe en el inicio de la campaña y pone en cuestión esa dirección, eso sí, avalando y alabando las medidas adoptadas hasta la fecha por el Gobierno español en lo referente a la reforma laboral, que califica como "decisión difícil" pero que en ningún caso critica. Estamos, por tanto, ante un elemento que sin duda será tenido muy en cuenta en el debate electoral de las próximas dos semanas y que puede condicionar los discursos de los diferentes partidos en materia económica.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios