Cosas que pasan

Ricardo Castillejo / Rcastillejo@grupojoly.com

Con ella llegó el escándalo

MENUDA está liando Loles León en el Teatro Príncipe Gran Vía de Madrid! Desde luego, otra cosa no pero la actriz sabe, ya que quedan pocos días para los de Nochevieja, dar el campanazo cada vez que asume un nuevo proyecto.

Catorce años llevaba sin subirse a un escenario hasta que, de pronto, un buen día llegó Pedro Larrañaga y le planteó: "Tenemos una función que te va a encantar". Dicho y hecho. La catalana leyó el guión -que también produce Maribel Verdú- y se echó la manta a la cabeza para formar parte del elenco de Por los pelos, un clásico actual del que recuerdo haber visto alguna versión anterior protagonizada por intérpretes como Joaquín Kremel y Julia Torres.

Ahora, a la chica Almodóvar le da la réplica Alex O'Dogherty, gaditano afincado en Sevilla que triunfa en Madrid con teleseries como Cámera café. Un terreno, éste de la pequeña pantalla, que Loles no tiene intención de pisar de momento pues, aunque me reconoce haber recibido un programa piloto como reciente oferta, la cosa está aún muy en el aire. "El alma del actor está dentro. Da igual el medio en el que te encuentres", me contaba la otra tarde mientras se preparaba con prisas para volver a su camerino y caracterizarse de Azucena -personaje del que, por cierto, no se puede contar demasiado para no desvelar demasiado acerca de la trama-. Misterio, mucho humor y un final abierto que deciden los espectadores en función de cómo se desarrollen los acontecimientos. "Sabía que iba a ser un éxito. Era el momento de un espectáculo interactivo y a mí me pone mucho la energía que transmite la gente", continuaba mientras que, de fondo, en el programa Channel nº 4 de Cuatro entrevistaban a su mentor, Pedro Almodóvar. "En mi carrera no me he dedicado a ser exquisita pero estoy muy contenta de todo lo que he hecho". Eso sí, echo en falta, y me da la sensación de que Loles también, un papel en el que pudiera demostrar sus cualidades dramáticas. Las risas están muy bien pero, una buena llantina a tiempo, desahoga mucho. Se lo aseguro.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios