La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Qué lujo de mañanita la de la Virgen

Discurría la mañana según el guión de los usos y cosas de Sevilla. Mañana de la Virgen con lo que eso conlleva de buen gusto, compás y tradición bajo el cielo azul que tan bien luce en Sevilla. Se siente el orgullo de ser sevillano en esa mañana de la Virgen en que nos parece adentrarnos por el túnel del tiempo en busca de un tiempo no sé si mejor, pero sí distinto. Cambian las personas, pero en esta mañanita de la Virgen da la impresión que somos los mismos de siempre, que hasta parecen familiares los rostros de cuantos nos apiñamos en las gradas de la Catedral. Todo parecía ensayado, incluida la ritual ovación a la soldadesca, y qué hermosa la de los Reyes con su manto rosa de las hijas de Sor Ángela. No sé, qué quiere que le diga, pero a mí me sigue pareciendo la mañana de la Virgen algo único en el calendario festivo de Sevilla y con una pena, que no haya toros.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios