AUNQUE creemos que un año es el período razonable para un balance , el trimestre transcurrido desde la inauguración del tranvía ya aporta datos significativos: se ha saldado con 1,3 millones de viajeros, a una media diaria de 15.500. Recuérdese que cuando se trató de justificar el Metrocentro, desde el Ayuntamiento se abundó en la idea de que los autobuses que transportaban 100.000 pasajeros diarios hasta la Plaza Nueva emitían una ingente cantidad de gases contaminantes que afectaban a la Catedral. Entonces interesaba sobredimensionar la magnitud del problema para realzar la bondad del tranvía. Ahora, desde Tussam se matiza que en realidad no eran 100.000 los viajeros diarios hasta la Plaza Nueva, sino sólo 50.000, y que ésta debe ser la cifra de referencia para cualquier comparación. Aun tomando este dato como el genuino, todavía hoy los 15.500 pasajeros diarios del tranvía sólo suponen el 31 por ciento de los transportados por la flota de Tussam. Aunque el tranvía ha eliminado la contaminación generada por los 2.100 autobuses que diariamente circulaban hasta la Plaza Nueva, ese mismo efecto se podría haber conseguido con métodos de propulsión no contaminantes, pero queda claro que, hoy por hoy, esa media de 15.500 usuarios no justifica un Metrocentro de 83 millones de euros y que, pese a los reiterados anuncios diciendo lo contrario, un tramo de tan sólo 1.400 metros no permite trenes con batería para eliminar las catenarias en la Avenida, por falta de distancia suficiente para la recarga. Por esta doble causa y en una huida hacia adelante, el Ayuntamiento quiere prolongar el tranvía hasta San Bernardo y Santa Justa, con un coste de 59 millones de euros más, porque sólo así, suprimiendo líneas de autobús como hizo en la Puerta de Jerez, obligará a los usuarios a montarse, y podrá tener trenes con batería. Ahora bien, el 82 por ciento del área que cubrirá el tranvía estará servida también por el Metro. ¿Es justificable un gasto de 142 millones, superior incluso al del estadio de la Cartuja? Sevilla es tan especial que puede acabar teniendo tres estadios y dos metros, uno subterráneo, y otro en superficie, el Metrocentro.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios